El problema con las “Intenciones”

Cuántas declaraciones se necesitan para asegurar un chatbot inteligente.

3/5

Adaptación del texto original de Jordi Torras, CEO de Inbenta.

Cualquiera que trate de implementar un chatbot utilizando la fuerza bruta se encontrará con el siguiente problema: cuántas declaraciones se requieren para una buena respuesta de la intención y para asegurar que el chatbot será lo suficientemente inteligente y por lo tanto entenderá con una inteligencia comparable a la de un humano.

Algunos proveedores argumentarán que se requieren un mínimo de 15 declaraciones para que el sistema prediga de manera acertada la intención, en muchos casos, cientos de declaraciones se van a necesitar. Otros proveedores van a requerir ingresar diferentes declaraciones para poder entender prefijos y artículos que hacen exponencialmente mayor la necesidad de intenciones.

Por ejemplo, una intención como esta: “tarifa para llamada internacional”.

Queremos que nuestro chatbot entienda la intención para generar una respuesta para al menos las siguientes declaraciones: “¿Cuánto cuesta una llamada a Francia?”, “Cargos por llamadas a Alemania”, “¿cuándo debo pagar para hablar a Rusia?”, “¿su servicio carga por una llamada a Canadá?”, “¿Cuáles son sus precios para llamadas a otro continente?”.

El componente “tarifa” en la pregunta puede ser utilizado con al menos 20 expresiones y palabras distintas. Para expresar “llamada” utilizando un teléfono, tendremos al menos 15 formas distinta de decirlo. Adicionalmente hay alrededor de 195 países en el mundo, más todos los otros significados como “internacional”, “continente”, etc.

Si queremos que nuestro chatbot sea efectivo con esas declaraciones, necesitamos aproximadamente generar: 20x15x195 declaraciones para entrenar el modelo.  Eso es prácticamente sesenta mil distintas declaraciones, y esto es solo para una sola intención. Imagina que no necesitamos más de 2,000 distintas intenciones para que un chatbot sea totalmente funcional; eso implica tener más de 100 millones de declaraciones, lo cual es totalmente impráctico para la mayoría de las aplicaciones.


En el siguiente capítulo veremos que utilizar herramientas analíticas y técnicas de Procesamiento del Lenguaje Natural, puede reducir el numero de declaraciones a prácticamente “cero”.

Da click aquí para continuar leyendo el siguiente artículo de nuestra serie.

Visita nuestro glosario con términos de apoyo que te serán de utilidad para la fácil lectura de este artículo.

SOLICITA UNA DEMO